lunes, 10 de septiembre de 2012

Fundación de la ciudad de Buenos Aires


PRIMERA FUNDACIÓN DE BUENOS AIRES
EL reino de Portugal pretendió siempre el dominio del Río de la Plata. Para hacer valer sus derechos, España decidió ocupar estas regiones y designó con el título de Adelantado a don Pedro 'de Mendoza. Este personaje, que poseía grandes riquezas, capituló con el rey concediéndosele la parte de América comprendida entre los paralelos 25° y 36° desde uno al otro océano. Logró Mendoza organizar una expedición de once barcos con un total de 1.000 personas entre tripulantes, soldados y colonizadores, incluso siete mujeres. Traía además 100 cabezas de ganado caballar.
Partió la expedición el 24 de agosto de 1535 de San Lúcar, recalando en las Canarias, donde compró cuatro naves más. Tocó en la bahía de Río de Janeiro y de allí se dirigió directamente al Río de la Plata. Lo exploró minuciosamente y el 2 ó 3 de febrero de 1536 echó los cimientos de una población en las inmediaciones del Riachuelo de los Navíos, donde hoy está el parque Lezama, población a la que llamó Puerto de Nuestra Señora Santa María del Buen Aire, por los votos que Mendoza había hecho a esta Virgen para recobrar su quebrantada salud. Allí se construyó una población de una manzana con casas hechas de barro y techo de paja, rodeadas de un muro de tierra, un foso y una empalizada para defenderla.
En los primeros tiempos fue fácil la alimentación de sus habitantes, pues los indios procuraron todo lo necesario. Pero las exigencias de los españoles fueron pronto tan desmedidas que los naturales se negaron a seguir manteniéndolos. No obstante, el hambre no se dejó sentir todavía, pues la caza y la pesca eran abundantes. Poco después chocaron los españoles con los indios, y en. un combate librado en el río Lujan contra los guaraníes de las islas y los pampas fueron muertos Diego de Mendoza, hermano del Adelantado, dos sobrinos de éste, el capitán Pedro Lujan —de allí el nombre del río— y muchos soldados. A este combate se le llamó de Corpus Christi porque fue el 15 de junio de 1536, día de esa festividad.
Los indios sitiaron entonces la población, sufriendo sus habitantes hambre durante muchos días y viéndose obligados a refugiarse en los buques al ser incendiada la población. Afortunadamente llegó del norte Juan de Ayolas con abundantes provisiones y con la noticia de haber fundado un asiento —Corpus Christi— en la desembocadura del río Coronda.
Un mes más tarde los expedicionarios se trasladaron al asiento fundado por Ayolas, instalándose cinco leguas al sur de Corpus Christi, en un fuerte llamado por Mendoza "Nuestra Señora de la Buena Esperanza". Desde allí envió a Ayolas al mando de una expedición para encontrar el camino del Perú; pero al no recibir noticias de éste, destacó a Juan de Salazar y Espinosa y a Gonzalo de Mendoza para que lo buscaran. Mientras se realizaba este viaje, Mendoza, viendo agravado su mal, partió para España, designando a Juan de Ayolas teniente de gobernador, con el encargo de vender a los conquistadores del Perú la concesión del Río de la Plata. Durante su regreso, el 23 de junio de 1537, Mendoza falleció víctima de su enfermedad.

SEGUNDA FUNDACIÓN DE BUENOS AIRES

La necesidad de una ciudad en el Río de la Plata se había hecho sentir, y la fundación de Santa Fe facilitó la repoblación de Buenos Aires. En 1580, Garay, teniente gobernador de las Provincias del Río de la Plata, lanzó un bando pidiendo voluntarios para esta empresa. Se alistaron en seguida sesenta jóvenes, la mayoría criollos. Hicieron la travesía, parte a pie para conducir el ganado y parte por el río. Exploraron la costa del Plata, y el sábado 11 de junio de 1580 dio por fundada Garay, a media legua de la antigua población, la Ciudad de la Trinidad, confirmando para el puerto el nombre de Santa María de los Buenos Aires.
El lugar elegido por Garay estaba a salvo de las inundaciones y defendido por dos grandes zanjas. Hizo el reparto de tierras marcando 250 manzanas de 140 varas de lado y calles de 11 de ancho. Correspondieron 46 manzanas a la planta urbana y el resto fue destinado para quintas. Fortificó la ciudad, le dio escudo y creó el Cabildo (que eligió por santo patrono a San Martín de Tours). Garay hizo una expedición hacia el sur, y al regresar para la Asunción en 1583, en las cercanías del río Baradero desembarcó con varios acompañantes dispuestos a pasar la noche. Como se descuidara la vigilancia, él y sus compañeros fueron ultimados por los indios.

Opinion personal

La primera fundación de lo que Mendoza llamó Puerto de Nuestra Señora Santa María del Buen Aire, su función no era la de convertirse en ciudad, sino que el fuerte fue instalado por motivos estratégicos, para ser utilizado en la defensa de la zona. El fuerte estaba construido en forma precaria. En el fuerte había varios ranchos construidos de barro y paja, utilizados como viviendas. Gracias a todo lo que ocurrió, a todas las penurias que pasaron los habitantes del lugar, se logró la fundación del fuerte Nuestra Señora de la Buena Esperanza

Con respecto a la segunda fundación de Buenos Aires se puede decir que había una necesidad imperiosa de crear una ciudad en el Rio de la Plata, por ese motivo se fundó la Ciudad de Santa Fe, esto facilitó muchísimo la repoblación de la Ciudad de Buenos Aires. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada